Estudiar y trabajar en España

Normativa básica aplicable

El “Régimen especial de los estudiantes extranjeros” tiene su punto de partida en el recientemente modificado artículo 33 de la Ley de Extranjería. Bajo el título “Régimen de admisión a efectos de estudios, intercambio de alumnos, prácticas no laborales o servicios de voluntariado”, el legislador consagra las líneas maestras del estatus del estudiante extranjero en España.

Además, en el apartado 5 del propio artículo 33 se hace referencia al supuesto de colocación “au pair”, supuesto específico que permite al extranjero la mejora de los conocimientos lingüísticos o profesionales, desempeñando a su vez un trabajo en una familia para compensar la estancia y el mantenimiento en la misma, sin que pueda incluirse, en sentido estricto, en la categoría de estudiante ni en la de trabajador, señalando que tal figura se regulará de acuerdo con lo dispuesto en los Acuerdos internacionales sobre colocación “au pair”.

Quedan excluidos de este artículo 33 los “investigadores extranjeros” cuyo fin único o principal sea el de realizar proyectos de investigación, en el marco de un convenio de acogida firmado con un organismo de investigación, que gozarán de un régimen especial propio (= artículo 38 bis de la LE).

El desarrollo reglamentario del artículo 33 de la Ley de Extranjería se encuentra en el Capítulo II del Título III del Reglamento de Extranjería (en adelante, RE) –“Autorización para investigación y estudios”–, ocupándose de: a) el régimen de aquellos extranjeros que pretendan realizar trabajos de investigación o formación no remunerados laboralmente o, cursar o ampliar estudios en centros oficialmente reconocidos. b) el régimen especial de reagrupamiento familiar aplicable a los familiares de los estudiantes extranjeros; c) los requisitos para que los extranjeros en posesión de un visado de estudios puedan desarrollar determinadas actividades lucrativas laborales; y, por último, d) el “régimen especial de los estudios de especialización en el ámbito sanitario”.

Es importante también traer a colación el artículo 199 del RE en el cual se prevé, como ya veremos, el acceso por parte del estudiante extranjero que se encuentre en España en régimen de estancia por estudios, a la situación de residencia y trabajo.

Concepto de estudiante

El extranjero cuya permanencia en España tenga como fin único o principal el cursar o ampliar estudios, realizar trabajos de investigación o formación, o participar en programas de intercambio de alumnos, en cualesquiera centros docentes o científicos españoles, públicos o privados, oficialmente reconocidos, o tenga como fin realizar prácticas no laborales o servicios de voluntariado no remunerados laboralmente, podrá ser autorizado a permanecer en España en régimen de estancia.

Documentación que acredita su situación

La documentación que acredita la situación de estudiante en España es la siguiente:

  • Visado de estudios: antes de su venida a España, el estudiante extranjero debe solicitar, ante las Misiones Diplomáticas u Oficinas Consulares españolas, sitas en su país de origen o de residencia, el oportuno visado de estancia, específico para realizar actividades de estudio, formación o investigación.

Estudiantes procedentes de la Unión Europea (RD 240/2007)

Los estudiantes pertenecientes a algún país miembro de la Unión Europea no necesitan visado para estudiar en España. Pueden venir a España sin necesidad de realizar ningún tipo de gestión administrativa. Bastará con tener el pasaporte en vigor o el documento nacional de identidad equivalente para realizar cualquier gestión u operación ordinaria. No obstante, los estudiantes deberán imperativamente rellenar el formulario E111 antes de salir de su país, con él que podrán obtener asistencia médica con la Seguridad Social en España. Este formulario se solicita al centro de Seguridad Social del propio país del estudiante.

  • Tarjeta de estudiante: una vez en territorio español debe obtener la correspondiente autorización de estancia por estudios, que autorizará su permanencia por el tiempo que se determine

Lugar de solicitud

La autorización de estancia por estudios se solicitará en la Oficina de Extranjeros, Jefatura Superior o Comisaría de Policía de la localidad donde se vayan a realizar los estudios o trabajos de formación o investigación.

Requisitos para la concesión de la autorización de estancia por estudios

Cumplir todos los requisitos precisos para la entrada y permanencia en España.

  • Haber sido reglamentariamente admitido en cualesquiera centros docentes o científicos españoles, públicos o privados, oficialmente reconocidos, con el fin de cursar o ampliar estudios o realizar trabajos de investigación o formación, no remunerados laboralmente, con indicación de un horario que implique asistencia y con una duración prevista no inferior a tres meses, incluyendo el plan de estudios, investigación o formación aprobado.

  • Tener garantizados los medios económicos necesarios para sufragar el coste de sus estudios, así como los gastos de estancia y regreso a su país, y, en su caso, los de sus familiares.

  • Si se trata de estudiantes extranjeros menores de edad, cuando no vengan acompañados de sus padres o tutores, se requerirá, además de lo anterior, autorización de éstos para el desplazamiento a España para realizar los estudios, en la que conste el centro y el período de estancia previsto.

Competencia

La competencia para la concesión de la autorización de estancia por estudios la tienen los Delegados del Gobierno en la Comunidad Autónoma -que podrán delegar en otras autoridades, Subdelegados del Gobierno en cada provincia, Jefes Superiores y Comisarios de Policía- a propuesta de la Oficina receptora.

Para la vigencia de la autorización de estancia por estudios se tendrá en cuenta la duración y periodicidad de los estudios por razón de los que se concede. Si la duración fuese superior a doce meses, la “Tarjeta de estudiante” se renovará anualmente.

Renovación

Para la renovación de la autorización de estancia por estudios, además de cumplirse los requisitos iniciales - salvo lo referido al Visado de estudios- se debe acreditar, mediante certificado del centro donde cursa sus estudios, el cumplimiento de los requisitos pertinentes para la continuidad de los mismos o un informe favorable del desarrollo de la investigación.

Extinción de la vigencia

Las causas son las siguientes:

  • Transcurrir el plazo para el que fue concedida.
  • Incurrir en alguna de las prohibiciones del Reglamento de Extranjería.
  • Cese de la actividad que motivó su concesión.

Familiares de los estudiantes extranjeros

Los estudiantes extranjeros podrán solicitar los correspondientes visados de estancia para que sus familiares entren y permanezcan legalmente en España durante la duración de dichos estudios o investigación, no exigiéndose un período previo de estancia al estudiante extranjero, y pudiendo solicitarse dichos visados en cualquier momento desde la solicitud del visado de estudios por el estudiante o investigador.

Autorizaciones para trabajar

Los extranjeros admitidos con fines de estudio podrán ser autorizados para ejercer una actividad retribuida por cuenta propia o ajena, en la medida en que ello no limite la prosecución de los estudios o actividad asimilada, en los términos que reglamentariamente se determinen.

La Ley de Extranjería prevé la posibilidad de autorizar el ejercicio de actividad remunerada siempre que: - Sea compatible con los estudios. Por ello, deberá tratarse de una actividad a tiempo parcial o de duración determinada. - Los ingresos obtenidos de la misma no constituyan recursos necesarios para el sustento.

Participación en programas europeos

Se facilitará la permanencia en España, en los términos establecidos reglamentariamente, de los estudiantes extranjeros que participen en programas de la Unión Europea destinados a favorecer la movilidad con destino a la Unión o en la misma.

Todo extranjero admitido en calidad de estudiante en otro Estado miembro de la Unión Europea que solicite cursar parte de sus estudios ya iniciados o completar éstos en España podrá solicitar una autorización de estancia por estudios y obtenerla si reúne los requisitos reglamentarios para ello, no siendo exigible el visado.

A fin de que todo extranjero admitido en calidad de estudiante en España pueda solicitar cursar parte de sus estudios ya iniciados o completar éstos en otro Estado miembro de la Unión Europea, las Autoridades españolas facilitarán la información oportuna sobre la permanencia de aquél en España, a instancia de las Autoridades competentes de dicho Estado miembro.

Régimen especial de los investigadores

Tendrá la consideración de investigador el extranjero cuya permanencia en España tenga como fin único o principal realizar proyectos de investigación, en el marco de un convenio de acogida firmado con un organismo de investigación.

Las instituciones dedicadas a la investigación, públicas o privadas, que cumplan las condiciones previstas reglamentariamente, podrán ser habilitadas como organismos de investigación para acoger a investigadores extranjeros. Esta habilitación tendrá una duración mínima de cinco años, salvo casos excepcionales en que se otorgará por un período más corto.

Reglamentariamente se determinarán los requisitos para la firma del convenio de acogida entre el investigador y el organismo de investigación y las condiciones del proyecto de investigación.

La situación del extranjero en régimen de investigador será la de autorización de residencia y trabajo, que se renovará anualmente si el titular sigue reuniendo las condiciones establecidas para la expedición de la autorización inicial.

Los extranjeros admitidos con fines de investigación podrán impartir clases con arreglo a la normativa en vigor.

El organismo de investigación deberá informar cuanto antes, a la Autoridad que concedió la autorización de residencia y trabajo, de cualquier acontecimiento que impida la ejecución del convenio de acogida.

Todo extranjero admitido en calidad de investigador en otro Estado miembro de la Unión Europea que solicite realizar parte de su investigación en España durante un periodo superior a tres meses podrá solicitar una autorización de residencia y trabajo y obtenerla si reúne los requisitos reglamentarios para ello, no siendo exigible el visado, pero pudiendo exigirse un nuevo convenio de acogida.

Régimen “Au pair”

La realización de trabajo en una familia para compensar la estancia y mantenimiento en la misma mientras se mejoran los conocimientos lingüísticos o profesionales se regulará de acuerdo con lo dispuesto en los acuerdos internacionales sobre colocación “Au pair”. Se trata de un supuesto específico que permite al extranjero la mejora de los conocimientos lingüísticos o profesionales, desempeñando a su vez un trabajo en una familia para compensar la estancia y el mantenimiento en la misma, sin que pueda incluirse, en sentido estricto, en la categoría de estudiante ni de trabajador.

El régimen “Au pair” presenta las siguientes notas características:

  • Se trata de la acogida temporal en familias -en este caso españolas-, de jóvenes extranjeros nacionales de Estados miembros del Consejo de Europa, signatarios del mencionado Acuerdo Europeo sobre la colocación “Au pair”, que, a cambio de la prestación de determinados servicios en dichas familias, conviven con sus miembros, para mejorar sus conocimientos sobre la lengua, cultura, etc. del país de acogida.
  • No implica una relación laboral.
  • La duración del régimen “au pair” no superará un año.
  • La presencia del joven extranjero se documenta con una Tarjeta de estudiante, con la mención “Régimen Au pair”. Para la obtención, en los mismos lugares que para el régimen especial de los estudiantes, se sigue un procedimiento similar al descrito en el apartado anterior.
  • La edad del joven estará comprendida entre los 17 y los 27 años. Excepcionalmente para mayores de ésta, cuando las circunstancias lo justifiquen.